¿Cómo experimentar lo mejor de Quito en cinco días?

Lugares para visitar en Quito Ecuador

Situada a más de 2,800 metros sobre el nivel del mar y rodeada por los impresionantes Andes, Quito es una joya escondida de Sudamérica que cautiva a todos sus visitantes.

Es un crisol de culturas, donde lo indígena se fusiona con lo colonial y lo moderno. La ciudad alberga una vibrante escena artística y cultural, con museos de primer nivel como el Museo del Banco Central y el Centro de Arte Contemporáneo.

Quito conserva una autenticidad y un encanto que puede ser difícil de encontrar en otras capitales más desarrolladas. ¿Qué tienes que visitar antes de despedirte de la ciudad? Te lo contamos en este artículo.

Explorando los íconos de Quito: Un itinerario de 5 días

La primera pregunta que puede surgir es... ¿Se puede conocer Quito en 5 días? La respuesta es sí, puedes armar un itinerario lo suficientemente completo sin volverte loco. Por eso, desde nuestro hotel en Ecuadorte recomendamos una serie de actividades que nunca fallan.

Día 1: Llegada y exploración del Centro Histórico de Quito

El aeropuerto está ubicado en Tababela, aproximadamente a 40 minutos en coche del centro de Quito. Puedes tomar un taxi, un servicio de transporte privado o un autobús del aeropuerto para llegar a tu alojamiento. En nuestro hotel ofrecemos servicios de traslado que puedes reservar con anticipación.

Una vez que llegues a tu alojamiento, realiza el check-in y tómate un tiempo para descansar y aclimatarte a la altitud. Si reservaste en hoteles boutique en Quito, Ecuador, como el nuestro, te sumergirás en la cultura ecuatoriana desde el primer momento ya que estamos ubicados en edificios históricos cuidadosamente restaurados, que mantienen el encanto y la elegancia de la época colonial.

Ahora llegó el momento de preguntarse sobre las cosas que hacer en el centro histórico de Quito. Si quieres empezar tu visita con un toque de lujo, este elegante restaurante ubicado en una mansión restaurada ofrece un menú que combina cocina tradicional ecuatoriana con un enfoque gourmet. Está justo en la La Plaza De San Francisco, lo que lo convierte en un excelente punto de partida para tu exploración.

Para una experiencia más auténtica y local, visita el Mercado Central. Aquí puedes degustar platos tradicionales como el ceviche, el hornado (cerdo asado) y el jugo de frutas frescas. Es un lugar vibrante y lleno de vida que te dará un vistazo a la vida cotidiana de los quiteños.

Después del almuerzo, de la cabeza a La Plaza De La Independenciaen el corazón del Centro Histórico. Aquí, usted puede visitar el Palacio de Carondelet, sede del gobierno Ecuatoriano. Situado en la misma plaza también se encuentra la Catedral Metropolitana de Quito.

No te olvides de visitar la "Basílica del Voto Nacional", el ejemplo más grande de arquitectura neogótica en Ecuador y uno de los más grandes de América Latina. Su diseño imita el estilo de las catedrales góticas europeas, pero con un toque local único. A diferencia de las gárgolas tradicionales que representan criaturas míticas, las gárgolas de la Basílica son esculturas de animales endémicos de Ecuador, como iguanas, tortugas de Galápagos, cóndores y armadillos. Esto añade un elemento distintivo y autóctono a la estructura.

En el atardecer, dirígete a La Ronda, una pintoresca calle colonial llena de talleres artesanales y tiendas de souvenirs. Aquí puedes comprar artesanías locales y observar a los artesanos trabajando en vivo. También es conocida por sus restaurantes y cafeterías tradicionales. ¡Prueba delicias como las empanadas de viento, los buñuelos y el chocolate caliente con queso!

Día 2: TelefériQo y Mitad del Mundo

Los Teleférico de Quito, conocido como el TelefériQo, se encuentra en las laderas del Volcán Pichincha. Se puede llegar en taxi o transporte privado desde su hotel.

El Teleférico abre temprano en la mañana. Es recomendable llegar a primera hora para evitar las multitudes y disfrutar de las mejores vistas. Compra tus boletos en la entrada o en línea con anticipación.

El TelefériQo de Quito es una telecabina que opera en Quito, Ecuador, ubicado en las estribaciones del Volcán Rucu Pichincha. Asciende desde la plataforma Motriz (o Estación de Salida) a 3117 m s. n. m., hasta Cruz Loma (Estación de Llegada) a 3947 m s. n. m.,​ ¡lo cual lo convierte en uno de los telecabinas más altos del mundo!

El viaje en teleférico dura aproximadamente 18 minutos y te llevará desde los 2,950 metros hasta los 4,050 metros sobre el nivel del mar. Durante el ascenso, disfruta de las vistas panorámicas de Quito y los Andes.

Una vez en la cima, llegarás a la estación de Cruz Loma. Desde aquí, puedes realizar caminatas por los senderos marcados. La caminata más popular es hacia el Rucu Pichincha, una caminata desafiante que te lleva aún más alto, ofreciendo vistas espectaculares.

Hay una cafetería en la estación superior donde puedes relajarte, tomar un café y disfrutar de las vistas. Algunos miradores ofrecen vistas inigualables de Quito y los volcanes circundantes, como el Cotopaxi y el Antisana.

Para la tarde, te espera otra aventura. La Ciudad Mitad del Mundo se encuentra a unos 45 minutos al norte de Quito. Puedes llegar en taxi, transporte privado o en autobuses turísticos que ofrecen viajes regulares a este destino.

El complejo incluye un monumento que marca la línea ecuatorial, que divide al planeta en dos hemisferios. El monumento es un obelisco de piedra de 30 metros de altura con una línea amarilla que corre a lo largo de su ecuador. También hay un museo en el complejo que alberga exhibiciones sobre la línea ecuatorial y su historia. El museo también tiene un planetario y un teatro.

Dentro del complejo de la Mitad del Mundo, hay varios restaurantes y cafeterías que ofrecen comida ecuatoriana. Prueba platos tradicionales como el locro de papa, el ceviche de camarones y el seco de chivo. Después de almorzar, puedes relajarte en una de las cafeterías locales y explorar las tiendas de souvenirs que venden artesanías y recuerdos únicos.

Día 3: Mindo y la selva nublada

El tercer día de tu aventura en Quito te lleva fuera de la ciudad hacia Mindo, un encantador pueblo ubicado en la selva nublada de los Andes. Este paraíso ecológico es conocido por su biodiversidad, paisajes exuberantes y una gran variedad de actividades al aire libre.

Mindo está a unas dos horas en auto al noroeste de Quito. Puedes alquilar un coche, contratar un transporte privado o unirte a una excursión organizada. Sal temprano para aprovechar al máximo el día.

El viaje en sí es una experiencia, ya que recorrerás paisajes montañosos, bosques y pequeños pueblos andinos. Asegúrate de tener tu cámara lista para capturar las vistas impresionantes.

Si no desayunaste en Quito, haz una parada en uno de los cafés locales para disfrutar de un desayuno tradicional ecuatoriano con jugos de frutas frescas, panes artesanales y café de la región.

Uno de los principales atractivos de Mindo es su santuario de cascadas. Puedes hacer una caminata o tomar un tarabita (teleférico) que te llevará a través del bosque hasta un sendero que conecta varias cascadas. Las más populares son la Cascada Nambillo y la Cascada Reina.

Los senderos son bien marcados y te llevarán a través de la exuberante selva. Lleva tu traje de baño si deseas nadar en las pozas naturales formadas por las cascadas. La frescura del agua es revitalizante después de la caminata.

Visita el Mariposario de Mindo para ver de cerca algunas de las especies de mariposas más hermosas y coloridas del Ecuador. Aprende sobre su ciclo de vida y la importancia de la conservación de su hábitat. Además de mariposas, el mariposario alberga colibríes y otros insectos nativos que se pueden observar en su entorno natural.

Para los buscadores de adrenalina, Mindo ofrece emocionantes recorridos de canopy (ziplining) que te llevan a través de la copa de los árboles de la selva nublada. Las empresas locales ofrecen recorridos seguros con diferentes niveles de dificultad. Desde las alturas, tendrás vistas panorámicas del bosque y la oportunidad de ver la biodiversidad de la región desde una perspectiva única.

Si decides regresar a Quito, asegúrate de tener tu transporte organizado con anticipación. El viaje de regreso es de aproximadamente dos horas y es recomendable regresar antes de que anochezca.

Día 4: Un corto viaje a Otavalo

Otavalo es una ciudad ubicada en los Andes ecuatorianos, a dos horas al norte de Quito. Es conocida por su mercado indígena, que se celebra todos los sábados. El mercado es un gran lugar para comprar artesanías, textiles y otros productos locales.

A tu llegada a Otavalo, dirígete al mercado local donde encontrarás una variedad de puestos que ofrecen desayunos tradicionales ecuatorianos. Prueba la colada morada (una bebida caliente hecha de maíz morado) con empanadas o tamales.

Los La Plaza de los Ponchos es el corazón del mercado y el lugar donde encontrarás la mayor concentración de puestos de venta. Aquí podrás admirar los vibrantes textiles indígenas, incluyendo los famosos ponchos de lana de alpaca y otros tejidos tradicionales.

Después de explorar el mercado, disfruta de un almuerzo en uno de los restaurantes locales que ofrecen comida típica de la región. Prueba platos como el cuy asado (conejo de indias), la fritada (carne de cerdo frita) o la trucha fresca de los ríos cercanos.

Tómate un tiempo para pasear por las pintorescas calles del pueblo, donde encontrarás casas coloniales, iglesias históricas y murales coloridos. No te pierdas la iglesia de San Luis de Otavalo, un hermoso ejemplo de arquitectura barroca.

Día 5: Museos y barrios llenos de cultura

El quinto y último día de tu viaje en Quito está reservado para explorar la riqueza cultural y artística de la ciudad.

Comienza tu día explorando el Museo Nacional del Ecuador, ubicado en el casco histórico de la ciudad. Aquí encontrarás una impresionante colección de artefactos precolombinos, obras de arte colonial y exposiciones sobre la historia y la cultura del país. No te pierdas la sala dedicada a la Cultura La Tolita, que exhibe piezas arqueológicas únicas, así como la sección dedicada a la historia republicana de Ecuador.

Continúa tu recorrido visitando el Museo de Arte Contemporáneo, que alberga una colección diversa de obras de artistas ecuatorianos contemporáneos. Explora las diferentes galerías y disfruta de la variedad de expresiones artísticas que ofrece este espacio cultural.

Concluye tu visita matutina al Museo Guayasamín, dedicado al famoso artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín. Aquí podrás admirar algunas de sus obras más destacadas, que reflejan su compromiso con la justicia social y los derechos humanos. El museo también cuenta con una colección de arte precolombino y colonial.

Dirígete al barrio La Floresta, conocido por su ambiente bohemio y su oferta gastronómica variada. Explora las calles llenas de galerías de arte, cafeterías y restaurantes con encanto. Elige un restaurante local para disfrutar de un almuerzo tradicional ecuatoriano o internacional.

Después del almuerzo, pasea por el pintoresco barrio San Marcos, conocido por sus estrechas calles empedradas y su atmósfera artística. Visita las numerosas galerías de arte y tiendas de artesanías que exhiben el trabajo de artistas locales.

Para finalizar tu día, visita la Plaza Foch, el epicentro de la vida nocturna de Quito. Aquí encontrarás una amplia variedad de bares, discotecas y restaurantes donde podrás disfrutar de música en vivo, cócteles y la animada atmósfera de este popular destino entre locales y turistas.

Los barrios tradicionales de Quito son ideales para ser explorados a pie, así que asegúrate de llevar calzado cómodo y estar preparado para caminar.

Descansa de tu viaje en uno de los mejores hoteles en Quito

El Hotel Ecuatreasures te brinda el refugio perfecto para descansar después de un día lleno de aventuras en Quito. Ubicado estratégicamente en el corazón del Centro Histórico de la ciudad, te ofrece fácil acceso a las principales atracciones turísticas, como la Plaza de la Independencia, museos e iglesias coloniales.

Nuestros servicios complementarios están diseñados para mejorar tu experiencia y garantizar tu comodidad durante tu estancia. Disfruta de un delicioso desayuno local gratuito, donde podrás saborear auténticos platos de la cocina andina que te deleitarán con sus sabores únicos.

Además, nuestro servicio de concierge altamente personalizado está a tu disposición para brindarte recomendaciones y asistencia en todo lo que necesites. Desde información turística hasta reservas en restaurantes y actividades, estamos aquí para hacer que tu estancia sea lo más placentera posible.

Para aquellos que deseen un poco más de lujo y relajación, ofrecemos servicios adicionales como masajes energéticos andinos, tours de comida y clases de cocina andina. Además, puedes optar por nuestros servicios de traslado privado de ida y vuelta, transporte privado y tours personalizados para explorar Quito a tu propio ritmo. Por eso nos conocen como uno de los mejores hoteles boutique en Quito, Ecuador.